viernes, 4 de marzo de 2011

CONOCIMIENTO EMPÍRICO Y TEÓRICO

Gracias a las habilidades de abstracción, pensamiento y razonamiento, el ser humano ha desarrollado investigación científica (de la naturaleza y de la sociedad) a lo largo de la historia. 

La investigación científica comienza con el cuestionamiento del por qué los fenómenos ocurren de cierta manera: si bien en un primer momento se parte de una descripción de lo que se observa, posteriormente se pasa a buscar establecer relaciones entre distintos elementos y factores (no necesariamente que se observen a simple vista, pueden ser abstractos) que originan y propician un fenómeno particular. 

Es aquí cuando se 'superan' los tipos de conocimiento vulgar y popular (véase apartado anterior) para transitar a los conocimientos empírico y teórico (también podemos llamarlo científico). Raúl Rojas Soriano (1996) proporciona elementos para definir cada uno de ellos, y diferenciarlos entre sí.

El conocimiento empírico "se obtiene a partir de la exposición de los órganos sensoriales al mundo exterior" (Rojas Soriano, 1996). El sujeto se da cuenta que existe una realidad independiente a él, y trata de 'captarla' a través de sus sentidos. Una vez captada, puede tratar de vincular elementos para explicarla. Este tipo de conocimiento es la base del conocimiento científico. Se extrae del contacto con la realidad y nos remite a los hechos.

Por su parte, el conocimiento científico tiene como fin último "predecir y explicar la conducta de los fenómenos" a través de leyes y teorías. Parte del conocimiento empírico, posteriormente recurre a una teoría y a un método. Para llegar a él se requiere un alto grado de abstracción y profundidad en el pensamiento. Además, también se necesita un riguroso proceso que pasa por la revisión de literatura y la consulta de teorías.

Un investigador científico busca no sólo conocer la realidad, sino llegar a elaborar teorías o leyes que permitan explicarla. El conocimiento empírico no utiliza o recurre a una teoría; el conocimiento científico sí. 

Aunque el conocimiento científico es amplio y se ha nutrido de los aportes de distintos investigadores (en las diversas ramas y áreas de las Ciencias), no todo está dicho ni descubierto. El conocimiento científico es perfectible, un proceso inacabado y en constante construcción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada